Hospital Max Peralta modifica abordaje de pacientes con patologías de tiroides

0 9

Hospital Max Peralta modifica abordaje de pacientes con patologías de tiroides

Información y Fotografía: CCSS

Un cambio en el abordaje de pacientes portadores de patología de tiroides realizará el hospital Max Peralta de Cartago con la apertura de una una clínica que pretende elevar la calidad y la oportunidad de la atención.

Se trata de una modalidad de atención donde expertos concentran casos de patología tiroidea de difícil manejo, sobre todo cáncer de tiroides, para tomar las mejores decisiones terapéuticas.

Una vez diagnosticado un paciente con cáncer de tiroides el primer tratamiento es la cirugía, y en algunos casos se debe administrar posteriormente, yodo radioactivo, como parte de su tratamiento. El paciente recibe su dosis de yodo radioactivo y necesita un aislamiento, en ocasiones internado o en su casa. Este aislamiento se debe cumplir de 7 a 10 días, según lo explicó  el Dr. Víctor Quirós, especialista en  endocrinología.

Hasta hace un mes, los servicios se prestaban de igual manera, pero los tiempos eran más extensos porque no existía un equipo para liderar el proceso a nivel local y las decisiones se tomaban desde la Clínica de Tiroides del Hospital Calderón Guardia, que abría un espacio para los pacientes del Max Peralta.  La nueva clínica de Tiroides atenderá entre 5 y 10 casos por semana y acelerará los tiempos de respuesta.

Gracias a la conformación de un equipo de especialistas en cirugía, patología, radiología, medicina oncológica, endocrinología, sumado al interés de dar un servicio más pronto y efectivo, y tras la anuencia de las autoridades del Hospital, se decidió crear esta alternativa que ofrecerá las siguientes ventajas:

  • Se crea una guía para el manejo interno de las patologías de tiroides, donde el médico tratante refiere inmediatamente cualquier caso encontrado que cumpla con los criterios de referencia de la Clínica de Tiroides.
  •  Al ser un equipo local, no requiere revisión de expertos externos y eso da un margen a favor del paciente de hasta dos meses para el manejo quirúrgico y/o la aplicación del yodo radioactivo (la aplicación del yodo se sigue dando en el Hospital Calderón Guardia).
  •  El equipo tiene la facilidad de atender casos nuevos y emergencias porque los especialistas permanecen en el Hospital, evitando costos de traslados y otras gestiones.

Importante destacar que un solo especialista en endocrinología de cuatro que ofrecen consulta en el Max Peralta, valora en un 60% de su consulta patologías de la tiroides y un 40% con otros orígenes. En total valora aproximadamente cuatro casos o más de cáncer de tiroides (al menos 80 pacientes al mes), dijo el doctor  Víctor Quirós.

El cáncer de tiroides normalmente se detecta de manera incidental debido a que los pacientes se realizan ultrasonidos bajo otras indicaciones y se descubren nódulos tiroideos en ese momento. Este tipo de cáncer es silencioso y la mayoría de veces avanza de manera lenta en el organismo.

La gran mayoría son mujeres, principalmente en edades entre los 20 y 50 años. La incidencia ha aumentado, pero dichosamente la mortalidad permanece baja (la sobrevida puede alcanzar hasta un 99% a 10 años).

Los costos de atención en cáncer son elevados, solamente la aplicación de yodo puede rondar los ¢3 millones fuera de la Seguridad Social, pero gracias al aporte solidario, todos los asegurados tienen acceso a su tratamiento sin que esto les genere una preocupación adicional.

El equipo se mostró muy motivado por dar a conocer este logro e indicó que a partir de setiembre estarán valorando pacientes

Comentarios

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.